Current track

Title

Artist


Paulo Londra resolvió un conflicto legal y vuelve a la música

Written by on 12 noviembre, 2021

Quedan atrás dos años de litigio con la compañía disquera Big Ligas. El cordobés viajó exclusivamente a los Estados Unidos por este motivo.

Lejos de ser un día de miércoles, Paulo Londra llegó a un amistoso acuerdo y el conflicto legal que mantenía con su sello discográfico anterior -y sus exproductores- quedó atrás: Londra ahora podrá seguir haciendo música “libremente”. La noticia es que los abogados de un lado y otro llegaron a un feliz: “Las diferencias han sido resueltas”, dijeron.

Rebobinemos: las partes enfrentadas en un juicio que no llegó a término ponía de un lado Cristian Salazar (Kristo) y al productor Daniel Oviedo (Ovy On The Drums) como caras visibles de la compañía disquera Big Ligas. Del otro lado del mostrador, su figura excluyente, Londra, el cordobés que canta y patalea fuerte, quien los acusó de “fraude y representación negligente”. La querella representó un paréntesis en la carrera del popular freestyler argentino.

Que el conflicto llegue a su fin significa que queden atrás dos años de litigio y conflictos de intereses. “Los abogados señalaron que las partes están felices de anunciar que han resuelto su diferencias y que harán un comunicado de prensa conjunto en el futuro“, decía un comunicado de prensa que compartieron sus abogados a la revista Billboard.

El acuerdo se celebró lejos, en Miami, precisamente en un sala de audiencias encabezada por el juez William Thomas. Londra viajó a los Estados Unidos exclusivamente por este motivo. Aún no se conocen los detalles, pero todo hace pensar que Londra continuará su carrera y no es extraño que lo nuevo de su música se conozca en breve. De hecho, al ser consultado por el periodismo sobre un “próximo lanzamiento”, el músico sonrió.

¿Qué pasó entre Paulo Londra y Big Ligas? Paulo era uno de los artistas con mayor proyección en la Argentina y firmó un contrato que le impedía publicar música de manera independiente hasta 2025. Big Ligas demandó a Londra por incumplimiento de contrato.

Según la defensa fue “engañado” para firmar y así perdió el control absoluto de su carrera, cuando solo tenía 19 años. Los colombianos de la disquera manejaban casi el 70 % de los derechos sobre su nombre y sus creaciones.

Cómo fue el asunto

“Después de Condenado para el millón, tema que sacamos porque queríamos mostrar hasta dónde íbamos a llegar, Kristo vino con unas fotocopias, una lapicera cara y un filmaker y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes. Entonces nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban, pensé que era un simple video y nunca imaginé que eso fuese un contrato”, dijo Londra en un comunicado en 2020.

En esta encerrona del copyright quedó atrapado el cantante, quien a pesar de haber firmado contrato en Colombia, lo hizo bajo legislación estadounidense, por lo que mantuvo un litigio judicial en busca de su libertad artística. Cabe aclarar que Big Ligas es un sello discográfico colombiano, con sede en los Estados Unidos.

Los beneficios que incluye la figura iberoamericana del derecho de autor, a diferencia del copyright, permite además que los artistas pueden negar el uso de sus canciones en propagandas políticas o en cualquier otro producto con el que no se sientan identificados, lo que significa que se impone el debido pedido de permiso previo para su utilización.

Bajo este criterio, explicó la agencia Télam, hace pocas semanas, en plena campaña electoral para las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, La Renga emitió un comunicado en el que aclaraba que no había autorizado al candidato libertario Javier Milei a utilizar su canción Panic Show.

Londra está posicionado entre los artistas argentinos más reproducidos del mundo, al punto tal que hace pocos días rompió un nuevo récord: los videos de Nena maldición y Adán y Eva superaron las ¡mil millones! de visualizaciones en YouTube, algo que ningún artista del país había logrado antes.

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *