Current track

Title

Artist


Malcolm McLaren: los excesos, crímenes y pecados del hombre más odiado del rock

Written by on 8 abril, 2021

Fue mánager de los Sex Pistols y “padrino” del punk, pero sus controversiales tácticas le ganaron el encono de músicos y artistas.

Creador de mitos y destructor de leyendas. Gentleman flemático y provocador descarado. Son muchos los logros -y las polémicas- que sembró a lo largo de 64 años Malcolm McLaren, el mánager, pintor, músico, político y empresario que logró convertirse en una de las figuras más controversiales de Reino Unido y el mundo.

McLaren nació en 1946 en Stoke Newington, al norte de Londres. Su padre, Pete, fue un ingeniero que lo abandonó cuando tenía solo dos años, luego de una serie de infidelidades de su madre, Emmy. Con el divorcio, el niño se crió con su abuela Rose, que lo educó en su casa. Luego de aquellos primeros aprendizajes hogareños, en 1960 comenzó su vida universitaria. Primero asistió a Central Saint Martins y luego a Harrow Art School, donde fue influenciado por el movimiento artístico francés y conoció a su futura pareja, Vivienne Westwood.

Tras 10 años en los que pasó por varias universidades y llegó a ser expulsado por mala conducta de South East Essex College, en 1971 abrieron junto a Westwood una tienda de moda en Kings Road en Chelsea, al suroeste de Londres, llamada Let It Rock. Con ella buscaban “rescatar la moda de la mercantilización por parte del establishment”, según palabras McLaren años más tarde. El comercio se convirtió en un lugar de encuentro para los artistas y allí conoció a muchos músicos como la banda New York Dolls, con quienes se insertó por primera vez en el mundo musical tras un viaje por Estados Unidos.

En este inicio, McLaren les suministró ropa de escenario y les creó un logotipo para promocionarlos. Con ellos desarrolló sus primeras tácticas de promoción artística, que usó con un efecto mucho más exitoso en años posteriores. La banda sufrió varios cambios en su formación y, debido a la lejanía con su residencia en Londres, McLaren los dejó para encarar un nuevo proyecto.

A través de su tienda, ahora llamada SEX, McLaren se afianzó en el ámbito de la música y comenzó a asesorar a Paul Cook y Steve Jones, integrantes de un grupo que empezaba a dar que hablar en la noche londinense. Él vio el potencial de la banda y propuso una serie de cambios. Primero, la llegada del bajista Glen Matlock que les daría un estilo más agresivo y más tarde sumó al cantante John Lydon, quien los impresionó con su imponente presencia sobre el escenario. Así nacieron los Sex Pistols, con McLaren como mánager.

Además, junto a Westwood, popularizaron el look del punk y cambiaron la imagen del género para siempre. En una entrevista de 2007 con El Mundo, explicó: “La filosofía del punk estaba en las calles y consistía en mantener una reacción inconformista, actuar en vez de mantener una actitud pasiva”. Y agregó que en un Londres que reflejaba pobreza y un futuro poco esperanzador, su banda le dio a la juventud la oportunidad de crear algo diferente en el mundo.

El éxito de McLaren con los Pistols duró de 1975 hasta 1978. Entonces comenzó la debacle. Durante este período, Matlock dejó el proyecto y en su reemplazo llegó Sid Vicius. Con él arribaron múltiples historias de agresiones, excesos y violencia. A principios del 78, Lydon anunció el final de la banda y describió a McLaren como “el hombre más malvado de la tierra“ por su tendencia a tratar a la gente como “proyectos de arte o animales para ganar efectivo”.

Unos años después, los músicos demandaron a McLaren por mala gestión y regalías, pero él simplemente declaró que planeó la desaparición del grupo. Luego, usó la demanda como argumento para The Great Rock’n’Roll Swindle, un falso documental que el representante intentó gestar junto a Julien Temple, Don Boyd y Jeremy Thomas, para revertir las críticas. Pero todo fue en vano.

Luego de esa controversial experiencia, McLaren fue reclutado como consultor por la banda Adam and the Ants en 1979, tras el lanzamiento de su álbum debut. Pero McLaren no creía en las habilidades musicales del cantante Adam Ant y persuadió a los miembros de su banda para que formaran un nuevo grupo llamado Bow Wow Wow bajo su dirección y liderado por Annabella Lwin, una niña de 13 años que había conocido en una tintorería.

A pesar del dolor inicial, Ant destacó que McLaren, lo ayudó a conformar un nuevo grupo: “Malcolm no me dejó sin nada -sostuvo- fue una especie de mentor en mi vida. Lo más cerca posible de un padre sustituto”.

Con Bow Wow Wow, McLaren promocionó ropa diseñada por Westwood y se involucró en nuevas y más fuertes polémicas cuando hizo que Lwin, de 14 años, posara desnuda para la portada de su disco debut, See Jungle! See Jungle! Go Join Your Gang Yeah. City All Over, Go Ape Crazy, editado en 1981.

Tres años después, la banda se disolvió y McLaren continuó su carrera como represente de otros grupos como Slits y Jimmy the Hoover. McLaren buscó nuevos rumbos como solista. En 1983 lanzó su primer álbum, Duck Rock, donde mezcló influencias musicales de África, Sudamérica y Estados Unidos. El disco fue alabado por la crítica y generó dos éxitos, “Buffalo Gals” y “Double Dutch”, que llegaron a los puestos 9 y 3 en los charts del Reino Unido, respectivamente.

Un año más tarde, incursionó en la música electrónica y la mezcló con ópera en el sencillo “Madame Butterfly”, un hit que se convirtió en tendencia en todo el mundo. Más tarde, exploró otros géneros como funk y disco con Waltz Darling. También grabó un álbum conceptual en 1994 junto a Catherine Deneuve. En 2004, escribió una canción para la película Kill Bill Vol 2 de Quentin Tarantino.

En el año 2000, se candidateó para convertirse en alcalde de Londres con fondos aportados por algunas compañías discográficas. Sin embargo, su campaña -que incluía un proyecto para permitir la venta de alcohol en bibliotecas públicas- fracasó y su nombre no llegó a integrar ninguna boleta.

En sus últimos años, vivió entre París y Nueva York dedicándose a la producción musical y a la moda. En octubre del 2009 se le diagnosticó cáncer de mesotelioma peritoneal y falleció a causa de la enfermedad el 8 de abril del 2010 en Suiza.

Cuando se conoció la noticia de su fallecimiento, su pareja, Young Kim, comparó su legado con el de Andy Warhol. “Creo que Malcolm reconoció que había cambiado la cultura. Él vio que había cambiado al mundo”.

 

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *