Current track

Title

Artist


Los Sex Pistols en guerra: Johnny Rotten perdió una demanda contra sus ex compañeros

Written by on 27 agosto, 2021

La disputa giraba en torno al uso de la música de la banda en un programa de TV dirigido por Danny Boyle.

Así como alguna vez, en 1950, el General Juan Domingo Perón lanzó esa máxima de que “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista”, para reemplazarla en 1973 por la que decía que “para un argentino no hay nada mejor que un argentino”, en un intento de solapar su sectarismo, bien podría Johnny Lydon sentenciar hoy que para un Sex Pistols no hay nada peor que otros Sex Pistols.

Es que el viejo Johnny Rotten, que así se llamaba cuando ostentaba el título de frontman de la banda pionera del punk británico, no se estaría llevando ni un poco bien con sus ex compañeros de ruta Paul Cook y Steve Jones, ex baterista y ex guitarrista respectivamente de la formación que se completaba en sus inicios con Glenn Matlock al bajo.

El eje en torno al cual gira el enfrentamiento que mantiene Lydon con Cook y Jones es el modo en que es licenciado el uso de la música del grupo que también integró Sid Vicious, paladín de la autodestrucción y emblema del punkismo inglés. Lo cual tal vez no sea más que un eufemismo para evitar decir que uno de los puntos es cómo se divide la torta. Aunque no sólo eso.

Alpiste, perdiste

En ese marco, Rotten acaba de perder la batalla batalla legal que llevaba contra sus ex compañeros en torno a la definición de los lineamientos de un contrato que establece cómo la banda de punk de los años 1970 acepta licenciar su música.

La decisión significa que Jones y Cook ahora pueden poner la música de la banda a disposición de la adaptación FX de Danny Boyle (Trainspotting) de las memorias de Jones, Lonely Boy: Tales From A Sex Pistol, a pesar del veto de Lydon.

Según el argumento de Cook y Jones, los integrantes del grupo tenían un acuerdo de 1998 por el que las decisiones se tomarían por “mayoría”, pero Lydon lo rechazó y considera que el programa muestra al cantante de una manera “hostil” y “poco favorecedora”.

No es sólo una cuestión de billetes

En consecuencia, el cantante se opone a su caracterización y argumentó que no tuvo idea de que había un espectáculo en preparación hasta muy avanzado el proyecto. Y explicó que tenía la intención de vetar el uso de la música de la banda que se licencia a FX para la serie.

Es decir que más allá de que pueda haber una cuestión de billetes de por medio, algo sumamente entendible a la luz de que finalmente eso de que “no hay futuro” quedó en el olvido y de algo hay que vivir, también había en juego un tema de prestigio y de ego, que aparentemente no se arregla sólo con dinero.

Pero después de que Jones y Cook llevaran la disputa al Tribunal Superior de Londres el mes pasado, el juez dictaminó que el contrato está en vigor y que la mayoría de la banda puede anular el veto de cualquier miembro individual.

Durante el juicio se supo que Lydon había vetado previamente el uso de la música de la banda en el drama de Netflix The Crown, preocupado por la posibilidad de que los productores planearan “distorsionar la historia.”

Tras conocerse el resultado de la disputa, Jones y Cook emitieron un comunicado en el que manifestaron recibir “con beneplácito el fallo de la corte en este caso”.

“Aporta claridad a nuestra toma de decisiones y mantiene el acuerdo de los miembros de la banda sobre la toma de decisiones colectivas. No ha sido una experiencia agradable, pero creemos que era necesario permitirnos avanzar y esperamos trabajar juntos en el futuro con mejores relaciones”, agregaron.

El programa, cuyo título será Pistol, se estuvo filmando durante la pandemia y está protagonizado por Anson Boon (1917) como Lydon y Thomas Brodie-Sangster (Gambito de Dama) como el ex mánager de la banda, Malcolm McLaren. Boyle dirige mientras Craig Pearce (Moulin Rouge!) y Frank Cottrell Boyce (Doctor Who) han escrito el guion.

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *