Current track

Title

Artist


Fiat Pulse Abarth: la versión deportiva del B-SUV tendrá el motor 1.3 turbo de 180 CV y llegará a Argentina durante el primer semestre de 2023

Written by on 22 noviembre, 2022

La marca italiana presentó la variante que lleva la firma de Abarth en Brasil, por lo que finalmente pudimos conocer todas sus características. Cuenta con una puesta a punto específica de la dirección, suspensión y frenos, así como una calibración especial para el motor y la transmisión que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,6 segundos y alcanzar 215 km/h de velocidad máxima.

Esta semana fue lanzado oficialmente en Brasil el nuevo Pulse Abarth, la esperada versión deportiva del B-SUV que se destaca además por ser el primer Sport Utility y el primer desarrollo fuera de Italia de la firma del escorpión, ya que fue creado íntegramente en el país vecino, por supuesto respetandola tradición e identidad de los productos de Abarth.

Aunque para su llegada a nuestro país habrá que esperar unos cuantos meses más, su presentación en Brasil sirvió para conocer en detalle sus características, preparación y especificaciones que lo alejan considerablemente de la gama del Pulse y lo acercan a la impronta y performance de, por ejemplo el Abarth 595 que se comercializó durante varios años en Argentina.

Estas son sus características principales:

Mecánica:

Este era el último detalle que aún restaba por conocerse de la versión deportiva del B-SUV, aunque estaba prácticamente confirmado el motor Firefly 1.3 turbo. Efectivamente, el Pulse Abarth incorpora este propulsor de la familia GSE pero con una calibración específica para brindarle un carácter y prestaciones acorde a su imagen. En este caso, su configuración es de 180 CV (a nafta) o de 185 CV (a etanol), con un torque de 270 Nm. La transmisión corre por cuenta de la caja automática Aisin de 6 velocidades.

La marca destaca una nueva calibración del motor T270 con mayor disponibilidad de potencia en un amplio régimen, así como también de la transmisión, con cambios de marcha más rápidos. También se trabajó en la suspensión (10 mm más baja), con una puesta a punto más rígida –con barras estabilizadoras más gruesas, amortiguadores de hasta un 12% más firmes- para brindarle mayor estabilidad y maniobrabilidad, así como en el sistema de frenos, redimensionados para adecuarlos a las prestaciones del Abarth aunque mantiene el sistema de tambor en el eje trasero. Como en todo producto de la firma del escorpión, el sonido del motor también es un detalle muy importante, por lo que cuenta con un equipo especial que le otorga una sonoridad más deportiva.

La dirección cuenta con tres modos seleccionables: Normal, que combina deportividad y confort; Manual, personalizable; y Poison, con una respuesta más rápida.

Prestaciones:

Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,6 segundos (a etanol), 8,0 segundos (a nafta)
Velocidad máxima: 215 km/h

Diseño:

A nivel estético, en primer lugar, se destaca la parrilla específica que, si bien mantiene el formato del resto de la gama, cuenta con un marco negro brillante, entradas de aire en el borde inferior y el logo de Abarth en el centro. El emblema de Fiat no estará presente en ninguna parte del auto, manteniendo solo la Fiat Flag-. Los faros poseen máscara oscurecida y el paragolpes es completamente diferente al de las versiones convencionales: dispone de dos canalizadores de aire en los extremos y una toma de aire inferior –donde se reubicaron los faros antiniebla- que se une con las protecciones, pasarruedas y zócalos de color negro, siendo este su único rasgo “aventurero”.

Mención aparte para las llantas de aleación de 17” monotuerca, símil competición, calzadas con neumáticos en medida 215/50R17. Por último, en la parte trasera, el paragolpes agrega un aplique en plástico negro que cumple las veces tanto de protección como de símil difusor, más la doble salida de escape cromada.

Interior:

Al tratarse de la versión tope de gama del Sport Utility y para darle un aire más sofisticado y por supuesto más deportivo, el interior comparte muchos elementos con el Fastback. Como detalles diferenciales respecto al resto de la gama Pulse se destacan las teclas del freno de estacionamiento eléctrico más la función Hold, enmarcadas en una consola con un aplique piano black.

Como era de esperarse la división Abarth se hace presente en el interior con la incorporación de una placa metálica con el emblema del escorpión, instrumental digital con funciones y un diseño específico del menú de la pantalla y de los indicadores –al tocar el botón Poison se activa un modo que destaca por sobre todo el tacómetro, simulando un marcador de aguja, y el velocímetro en el centro más dos indicadores extra, la presión del turbo a la derecha y a la izquierda un indicador de barras que va desde 0 a 100 y que muestra cuánta potencia se está utilizando-. Esta función también activa un set up específico de la dirección, la respuesta del acelerador, el motor y la transmisión.

Completan la personalización los revestimientos en color negro en lugar de la combinación con tonos más claros, un aplique de color rojo que se extiende entre las salidas de aire a lo ancho de la plancha frontal y las butacas deportivas tapizadas en cuero con costuras también en rojo.

Cuándo llega:

Tras su lanzamiento en Brasil y al igual que ocurrirá con el Fastback, para verlo en los concesionarios argentinos habrá que esperar algunos meses más: de acuerdo al comunicado oficial, el Pulse Abarth será lanzado en nuestro mercado durante el segundo semestre del año que viene, aunque posiblemente sea exhibido durante la campaña de verano de Fiat en la costa atlántica.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *