Current track

Title

Artist


“Drive”: la balada testigo de un amor que duró 30 años y terminó de la peor manera posible

Written by on 18 enero, 2021

Tras edificar una ascendente carrera musical a través de los álbumes The Cars (1978), Candy-O (1979), Panorama (1980) y Shake it up (1981), y de lograr varios hits como “Just What I Needed”, “My Best Friend’s Girl”, “Good Times Roll”, “Let’s Go”, “It’s All I Can Do” y “Since You’re Gone”, entre otros, The Cars decidió tomarse un descanso en el que sus integrantes aprovecharon para desarrollar diversos proyectos solistas.

Tres años después, y con las energías totalmente renovadas, la banda oriunda de Boston capitaneada por Ric Ocasek y Benjamin Orr regresó al estudio de grabación y, bajo las órdenes del prestigioso productor Robert “Mutt” Lange (AC/DC, Def Leppard, Foreigner, Shania Twain, Muse), le dio forma a Heartbeat City, su quinto disco. Lanzado al mercado el 13 de marzo de 1984, el álbum se convirtió en el más exitoso de su carrera gracias a la consolidación de su ya característico estilo new wave y de un puñado de canciones que muy rápidamente se apoderaron tanto de todos los rankings como del gusto de la mayoría del público.

Temas como “You Might Think”, “Magic”, “Why Can’t I Have You” y “Hello Again” (cuyo video fue dirigido nada más ni nada menos que por el mismísimo Andy Warhol) condujeron a The Cars hacia un sitial de tremenda popularidad. Sin embargo, fue “Drive”, tercer corte de difusión de Heartbeat City, la canción que alcanzó mayor notoriedad. El suceso de “Drive” fue, sin dudas, muy curioso ya que, acostumbrado a desgranar preferentemente piezas de corte bailable, esta vez el grupo conquistaba a las grandes audiencias mediante una melancólica balada que se instaló en el tercer puesto de los charts. Compuesta e interpretada vocalmente por el bajista Benjamin Orr, se trata de una simple pero sentida melodía en la que un hombre que conoce todos los detalles de una mujer se muestra dispuesto a llevarla hasta su casa más allá de cualquier contradicción.

Como la mayoría de las bandas exitosas de la década del ochenta, The Cars aprovechó al máximo el recurso de los videos como herramienta fundamental para promocionar su material en todos los rincones del planeta. Y el caso de “Drive” no fue la excepción. El clip en cuestión comenzó a generar expectativas aún antes de rodar la primera escena. Y esto fue así desde que trascendió que la famosa estrella de Hollywood Timothy Hutton, ganador del Oscar como Mejor Actor de Reparto por su papel en el film Gente como uno (1980) y amigo del vocalista Ric Ocasek, se haría cargo de la dirección. En él, el cantante aparece discutiendo con una bella mujer. La protagonista femenina del video, elegida tras un casting por el propio Hutton, era la modelo checa Paulina Porizkova, quien en 1989 contrajo matrimonio con Ocasek, situación que, involuntariamente y por algún tiempo, llevó a The Cars a encabezar los titulares de los principales medios de la llamada “prensa del corazón”.

De todos modos, y por obra del azar o de la casualidad, “Drive” alcanzó su punto máximo de exposición internacional gracias a cuestiones benéficas. Todo comenzó cuando Colin Dean, un ingeniero que trabajaba para la Canadian Broadcasting Corporation, se encontraba editando desgarradoras imágenes tomadas por el camarógrafo Philippe Billard para un documental sobre la hambruna en Etiopía, que ya se había cobrado más de un millón de vidas, y que sería estrenado en el legendario concierto de Live Aid. Una noche, mientras descansaba en su habitación, Dean escuchó por radio el tema de The Cars y, más allá de contar con un sentido totalmente distinto, pensó que un fragmento de la letra -“¿Quién te dirá cuando sea demasiado tarde?/¿Quién te dirá que las cosas no son tan buenas?/No puedes seguir pensando que no pasa nada”- se ajustaba a la perfección con las imágenes de niños hambrientos que necesitaban ayuda mundial.

El 13 de julio de 1985, y de manera simultánea en el estadio Wembley de Londres y en el JFK de Filadelfia, David Bowie no sólo dio la bienvenida al multitudinario festival Live Aid sino que se encargó personalmente de presentar en sociedad dicho documental musicalizado por The Cars. Al margen de este aporte en particular, y junto a una impresionante cantidad de solistas y bandas de primer nivel que desde ambos lados del Atlántico participaron del evento con el objeto de recaudar fondos para Etiopía y Somalia, The Cars se hizo presente también con un set en vivo, interpretando tres temas de Heartbeat City: “You Might Think”, “Drive” y “Heartbeat City”, más el hit “Just What I Needed”.

La inclusión de “Drive” en el mencionado registro fílmico lo convirtió, sin ninguna duda, en el himno de Live Aid, situación que además motivó su relanzamiento como simple en el Reino Unido (trepando al cuarto puesto del chart británico) y cuya recaudación por ventas (alrededor de 160.000 libras esterlinas) fue donada por The Cars y entregada por el propio Ric Ocasek a Midge Ure, uno de los organizadores del concierto junto a Bob Geldof.

Murió Ric Ocasek, el vocalista de The Cars

A casi 37 años de su lanzamiento, esta romántica balada del recordado grupo estadounidense nacido en 1976 se ha transformado en todo un clásico que no ha perdido nada de su vigencia y que aún hoy conserva un destacado protagonismo en las radios de grandes éxitos de todo el mundo. En septiembre último, Ric Ocasek murió a los 75 años y días después se conoció la noticia que previamente el músico había tomado la decisión de desheredar a su esposa. Sí, la exmodelo Paulina Porizkova que conoció en el video clip de “Drive” y con quien estuvo casado durante casi treinta años.

 

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *