Current track

Title

Artist


Daytona SP3, el nuevo Ferrari exclusivo que solo podrán comprar algunos elegidos

Written by on 24 noviembre, 2021

La fábrica italiana de automóviles más famosos del mundo ha lanzado un nuevo modelo exclusivo que es más caro y más difícil de adquirir. Por más dinero que tenga, quién quiera uno debe pertenecer a un club al que muy pocos acceden.

El misterio se develó. Apenas un mes atrás, todos los propietarios de una Ferrari de la colección Icona, es decir quiénes habían adquirido una SP1 o SP2 desde 2018, recibieron de regalo. Era una caja roja con una carta del Jefe de marketing de Ferrari, Enrico Galliera, que estaba acompañada de una selectora de cambios manual en miniatura, como las que usaban los autos de sport de Ferrari en la década del 60. La carta anunciaba que el 21 de noviembre se conocería el auto que continuaría con la colección iniciada por esos Monza SP1 y SP2.

“Siendo propietario de un Monza, ingresaste a la exclusiva colección Icona. Ahora serás el primero en enterarte del próximo modelo de Icona que se lanzará próximamente”, decía en su primer párrafo.

Así fue, y el 21 de noviembre, Ferrari presentó en Mugello su nuevo modelo, aprovechando los festejos anuales conocidos como Ferrari Day o las Finales Ferrari. Un evento en el que se reúnen en esa pista italiana, todo tipo de propietarios y coleccionistas de los autos de Maranello.

Lo han denominado Ferrari Daytona SP3, y por supuesto, corresponde a esa colección exclusiva que han identificado con un nombre distintivo. Los Iacona son autos exclusivos que Ferrari decidió construir en pequeña escala y alto costo, y que no cualquier cliente puede comprar. Justamente para tener un Iacona, hay que pertenecer a un exclusivo club al que pocos pueden acceder, y el modo es haber comprado muchos Ferrari, o tener algún Iacona anterior.

El SP3 es verdaderamente impresionante. Su diseño busca homenajear al Ferrari 330 P4 que arrasó con un triplete en las 24 horas de Daytona de 1967, ganándoles así a los Ford en sus propias narices. Era la época de la gran rivalidad con los GT 40, ya que los americanos, después de tres intentos fallidos, finalmente habían podido ganar las 24 horas de Le Mans de 1966, batiendo a las máquinas italianas. Para Enzo Ferrari, ganar Daytona fue una reivindicación, aunque no podría evitar que los GT 40 volvieran a batirlos en 1967, 1968 y 1969 en Le Mans.

Por ese significado tan especial que tuvo el 330 P4, es que el tercer modelo de la colección Icona, se llama Daytona, y tiene el particular diseño que se ha podido apreciar en la presentación. El auto muestra desde todos los ángulos, y en pequeños y grandes detalles, una idea conceptual de aquellos prototipos de 1967.

La más identificatoria podría ser el parabrisas envolvente de la SP3, que era una cualidad de aquel, y que no es frecuente ver en autos de estos tiempos. Además, la línea lateral tiene dos grandes entradas de aire superiores, que están situadas más adelante que las del auto original, pero tan bien diseñadas que no se distinguen viendo el auto de perfil. También los espejos retrovisores están montados sobre las ruedas delanteras, en los guardabarros, y casi sobresaliendo de la línea de carrocería.

El habitáculo no está en el medio del auto sino adelantado, para poder albergar todo el grupo motor/transmisión, y mantener una línea afilada que también viene desde la trompa y termina en el remate final. Sobre la cola, un alerón que se disimula con la carrocería misma, ocupa todo el ancho y no tiene ningún movimiento, es decir, no es un apéndice aerodinámico activo, y eso tiene que ver con la esencia del automóvil. Si se homenajea a un auto icónico de los años 60, un ala activa rompería el encanto.

A nivel mecánico, semejante auto tenía que tener un motor acorde. Se trata del motor V12 más potente que Ferrari haya fabricado alguna vez en toda su historia, y que desde sus 6,5 litros, alcanza los 840 CV de potencia a 9.500 RPM y con un torque tan bestial como la potencia misma, de 697 Nm. Y si con estas cifras todavía no alcanza para asombrarse, hay que decir que, sin la asistencia de un turbo o motor eléctrico, el Daytona SP3 logra una velocidad máxima de 340 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h de 2,85 segundos, y de 0 a 200 km/h de 7,4 segundos.

Esto se debe a que se han elaborado bielas de titanio y se han recubierto todos los elementos de fricción internos, con un revestimiento llamado Diamond Like Carbon, un material compuesto sintético con propiedades similares a las del diamante. El motor es más liviano y más resistente, y por si alguien dijera algo de la contaminación, Ferrari asegura que el motor produce un 30% menos de emisiones contaminantes y formaciones de partículas que el 812 Competizione, el modelo anterior en usar este mismo impulsor V12 de 6,5 litros.

Se fabricaran 599 unidades del Ferrari Daytona SP3 entre 2022 y 2024, y todas ya han sido reservadas antes del día de la presentación. Su costo será de 2 millones de euros.

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *