Current track

Title

Artist


Adiós Andy Fletcher: un brindis por el silencioso de Depeche Mode

Written by on 27 mayo, 2022

Fletch siempre tuvo un papel único y enigmático en este grupo tan singular y misterioso.
Adiós a Andy Fletcher, un embajador del New Wave para innumerables fanáticos de Depeche Mode a lo largo de los años. Fletch, quien murió a los 60 años por causas naturales, fue miembro fundador de los sabios pioneros del synth-pop y se convirtió en un elemento crucial en la química dentro de la agrupación. Cada adolescente gótico que alguna vez vistió de negro en los años 80 tiene una debilidad en su corazón por este hombre, razón por la cual los fanáticos de todo el mundo están escuchando Black Celebration en su honor en este momento. Fletch representó el espíritu punk-rock original amateur que tenía la banda. Como le dijo a NME desde el principio, en 1981, “No tienes que ser un gran músico para tocar y transmitir un mensaje. Ciertamente no sabíamos nada sobre música”.

En Depeche Mode, Fletch siempre estuvo inmerso entre dos personalidades mega extravagantes. Por un lado: Martin Gore, el melancólico compositor, haciendo pucheros hacia la cámara con una chaqueta de cuero. Por otro lado: Dave Gahan, el extravagante, y extrovertido cantante principal, nunca tímido a la hora de acicalarse con jeans blancos. Fletch estaba en el medio, el callado, siempre un poco desconcertado al verse atrapado en un melodrama pop de tan larga duración.

A medida que Depeche Mode se volvía más pervertido y gótico, Fletch seguía dando la sensación de una persona común y corriente que entraba por error en el club de sexo industrial. Siempre parecía tener el mismo corte de pelo, las mismas gafas, la misma sonrisa seca. Lo más cerca que estuvo de la decadencia teatral de los demás fue sincronizar los labios con los gritos en el video «Master and Servant».

Fletch siempre tuvo un papel único y enigmático en este grupo tan singular y misterioso. Para ser específicos, los fanáticos no estaban muy seguros de lo que realmente hizo. Fue famoso por no intervenir musicalmente. A diferencia de los otros dos, no cantaba ni escribía; nadie parecía saber si su teclado estaba enchufado. Eso era parte de su mística. Apareció en el escenario, pero su verdadero trabajo consistía en ocuparse de sus asuntos comerciales. Como Gahan reflexionó una vez: «Tal vez deberíamos instalar una máquina de fax para él en el escenario».

Sin embargo, también fue un portavoz elocuente de todo el concepto de Depeche Mode. “La belleza de usar aparatos electrónicos es que ahora se puede hacer música en tu dormitorio”, le dijo a Rolling Stone en 1993. “No necesitas reunir a cuatro personas en un almacén para practicar”. Para él, eso libera a los artistas para promover nuevos tipos de liberación creativa. “Obviamente, es triste ver la desaparición del grupo de rock tradicional. Pero siempre va a haber un lugar para eso en el cabaret”.

El grupo comenzó en el suburbio londinense de Basildon, con el mago de los sintetizadores Vince Clarke escribiendo las canciones. Obtuvieron éxitos brillantes: «Dreaming of Me», «New Life», «Just Can’t Get Enough» y el clásico debut de 1981 Speak and Spell. Cuando Clarke renunció, todos asumieron que Depeche Mode había terminado, pero continuaron con una configuración de cuatro hombres extremadamente extraña. Martin Gore escribió las canciones, Dave Gahan movió las caderas, Alan Wilder tocó la mayor parte de la música y Fletch se ocupó de la oficina. Wilder se fue en 1995, pero el trío principal continuó, tan alegremente disfuncional como siempre.

Los Mode fueron envejeciendo mientras recorrían el mundo. “Viajar se vuelve más difícil a medida que crecemos”, dijo Fletch en 2009. “Pero ya sabes, viajamos con cierta cantidad de lujo”. Siempre siguieron haciendo buena música en el estudio: su último álbum, Spirit de 2017, es un éxito verdaderamente subestimado. El magnífico Playing the Angel de 2005 es uno de los cinco mejores álbumes de Depeche Mode, con uno de sus sencillos más encantadores en «Precious». “No somos The Cure”, dijo Fletcher. “No tocamos durante cuatro horas. Creo que Dave moriría de un ataque al corazón si siguiera corriendo por el escenario bailando durante tanto tiempo”.

Fletch era famoso por su ingenio seco y a menudo cáustico. Cuando Depeche Mode fue incluido en el Salón de la Fama, a través de un video de larga distancia, Dave Gahan pronunció un discurso agradeciendo a los héroes artísticos del grupo, como David Bowie, Iggy and the Stooges, The Clash. Fletcher intervino: «¡The Eagles!». Así lo recordarán los fans. Descansa en paz, Fletch.

Fuente: https://es.rollingstone.com

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *