Current track

Title

Artist


7 SUV orientales que vale la pena conocer

Written by on 10 noviembre, 2021

El segmento de los Sport Utility Vehicle es el que más está creciendo en todo el mundo y cada marca intenta ofrecer más de una opción. Pero no todos los fabricantes son tan conocidos y algunas propuestas asiáticas merecen su lugar.

Que el mundo de la movilidad va hacia los autos eléctricos como una medida casi inmediata de bajar la emisión de gases de efecto invernadero, es una verdad innegable, tanto como que los sedanes van perdiendo la batalla contra los SUV en todos los mercados, al menos en esa franja de usuarios de nivel medio, que ni tienen autos pequeños urbanos, ni tampoco deportivos costosos y potentes. Aun así, Alfa Romeo, Jaguar, Volvo, Porsche, Mercedes y todas las marcas de elite, incluso hasta la mismísima Ferrari, han decidido poner a consideración de sus fanáticos, una opción de SUV de altísima gama y performance, de modo de cubrirse.

Las coreanas Hyundai y Kia ya son marcas globales y merecen que su historia sea contada aparte, pero en nuestra región, provenientes de China, hace algunos años empezaron a escucharse nombres como Chery, con una propuesta de autos económicos y productos acordes a esa condición, y un poco después Geely. Esta última fue una muestra del avance de la industria china por haberle comprado la marca sueca Volvo a Ford, y relanzarla en los últimos diez años a un nivel que no parecía poder lograr con su antiguo administrador. Ambas marcas se retroalimentaron y crecieron juntas, prestigiándose una a otra.

Pero entre la electrificación por un lado, y el enorme crecimiento de China en el mercado automotriz mundial, han aparecido nuevos fabricantes o marcas en la oferta mundial, algunas con nombres que muy pocas veces se habían escuchado, y otras completamente nuevas. De hecho, no solo chinas, sino también coreanas o vietnamitas que vale la pena empezar a observar. Algunas ya tienen presencia en nuestro mercado, mientras otras están “haciendo pie en Europa”, con productos orientados a competir con las primeras marcas del mundo.

Great Wall Motors es una compañía china fundada en 1984, en la ciudad de Baoding, en la provincia de Hebei, mucho más cerca de Pekin que de Shanghai. Su nombre hace referencia a la Gran Muralla China en inglés, lo que muestra desde el inicio de sus actividades, la decisión de trascender las fronteras del país y vender sus productos en todo el mundo. Es actualmente el principal productor de SUV y Pick ups de China. En 2012 instaló sus primeras fábricas en Europa para abastecer una interesante demanda de países como Italia y Bulgaria, y en 2013 creó una submarca especialmente para fabricar SUV de lujo, llamada Haval.

Uno de los modelos más identificatorios de Great Wall es la Tank 600, un gran SUV que parece pensado para competir con la Toyota Land Cruiser Prado por sus dimensiones. El Tank 600 está alimentado por un motor V6 3.0 litros biturbo, capaz de alcanzar los 350 CV de potencia y 500 Nm de torque, que transmite la potencia a las 4 ruedas a través de una caja automática de nueve velocidades. Además, a este conjunto se le une un sistema Mild Hybrid de 48V, que aporta 50 Nm adicionales para un total de 550 Nm de torque. En su interior, el Tank 600 apunta a la alta gama con su tapicería en colores elegantes, un tablero digital y una enorme pantalla táctil central para operar el centro multimedia y varias funciones del vehículo.

Haval, por su lado, ha estado fabricando SUV medianas con gran confort y calidad de terminaciones. Su nueva H6 ha roto todos los estándares anteriores, con un vehículo de diseño vanguardista y una categorización superior a la que tenían sus SUV. Ahora el H6 está en segmento D, con un motor 2.0 turbo de 190 CV y 355 Nm de torque. Tiene una caja de doble embrague de 7 marchas y el control electrónico del turbo, permite que tenga 200 Nm a solo 1000 RPM.

Y tan grande es Great Wall, que ha creado otra submarca para hacer SUV de una concepción diferente a los propios, y a los Haval. La marca es Wey, y el primer vehículo que fabricarán es el Coffe 01, un gran SUV que se destacará por ser un híbrido enchufable de lujo. Tendrá un motor 2.0 turbo 4 cilindros de gasolina y 204 CV que trabajará con dos motores eléctricos, uno en cada eje. La potencia se estima que estará en los 476 CV con 845 Nm de torque, tracción integral y cambios automáticos.

El Beijing Automotive Industry Corporation (BAIC) es el otro gigante chino de la industria automotriz que ha extendido sus fronteras a las del mundo entero. Fue fundada en 1958, BAIC fue durante décadas un socio estratégico de Mercedes Benz en China, pero la revolución llegó a finales de 2009, cuando adquirió la propiedad intelectual tecnológica de la automotriz sueca SAAB, incluyendo know-how de plataformas, motores y transmisiones, y de esta forma comenzaron a desarrollar sus propios modelos.

La concepción de una línea de SUV basadas en el diseño, la seguridad y la tecnología llevaron a tener hoy dos productos en el mercado argentino, que se distinguen por la relación precio calidad en una proporción que los hace muy competitivos, abarcando tres distintos segmentos.

El BAIC X35 tiene una carrocería de 4,28 metros de largo y un motor 1,5 litros de 4 cilindros y 115 CV. Es la gran apuesta masiva de la marca, con caja automática, asientos de cuero, luces LED, todas las asistencias electrónicas de seguridad, tapizados de cuero, techo solar, pantalla touchscreen de 8″ y puertos USB y HDMI.

Y el BAIC X55, el tope de gama, incorpora el motor 1,5 litros turbo, que le permite alcanzar 150 CV de potencia con caja automática CVT, una carrocería de 4,50 metros de largo, tablero Digital, 8 Airbags, Pantalla multimedia de 9 pulgadas, asientos eléctricos, sensores de luz y lluvia, espejo retrovisor electro cromático, luces de 100% LED con ajuste automático, botón Start-Stop, asistente al arranque en pendientes y sensor de presión de neumáticos.

Y una distinción que hace más atractiva la marca, pero especialmente procura instalar el concepto de calidad que pretenden imponer, es que la garantía es de 7 años o 100.000 kilómetros.

Ssangyong es una empresa coreana fundada en 1954, convirtiéndose en el primer fabricante de automóviles de Corea del Sur. Pero después de muchas fusiones y creaciones de todo tipo de vehículos, fue en 1988 cuando se crea SsangYong Motor Company, y comienza su expansión a Europa primero y a América después. Un acuerdo con Mercedes Benz permite dar prestigio al Musso, el primer SUV que nació a mitades de los años 90. En 2004, se fusionan con Shanghai Automotive Industry Corporation (SAIC), que se convierte en accionista mayoritario de la compañía.

El SUV que más ha permitido relanzar la marca es el compacto Tívoli, con un diseño bastante audaz pero mucho más cercano a las formas de autos orientales de otra generación, que a los ultramodernos que se pueden ver hoy. El Tívoli tiene dos posibles motorizaciones, una de 1,5 litros turbo diésel que entrega 115 CV de potencia, y un naftero de 1,6 litros, capaz de erogar 128 CV. La versión más equipada, viene con tapizados de cuero, todos los sistemas de seguridad y las asistencias electrónicas de última generación.

Como su nombre lo insinúa, Vinfast ha sido todo un suceso en muy poco tiempo. Es la primera compañía automotriz vietnamita. Fue creada en 2017 por el el grupo empresarial privado más grande de Vietnam: VinGroup. Pero si bien es una empresa con bandera de Vietnam, sus ingenieros son mayormente europeos y sus diseñadores, de los más prestigiosos del mundo, como Pininfarina, Torino, Zagato e Ital Design.

Su SUV Vinfast SUV Lux SA2.0 ha sido el vehículo más exitoso y llamativo desde su presentación en el Salón de París de 2018. Ahora están expandiendo su horizonte a los autos eléctricos, y han anunciado la llegada de tres modelos al mercado europeo para 2022. Estos serán el VF31, VF32 y VF33, en los cuales, además de las terminaciones y materiales Premium, el diseño de los estilistas italianos, han vuelto a hacer obras de arte.

Nuevos nombres y nuevas ideas para un segmento de vehículos que crece constantemente. El auto eléctrico en general está equipado con componentes asiáticos, no solo chinos. La dependencia que tiene occidente de oriente ya es casi total, y el mundo del auto lo ha comprobado con la actual crisis de escases de microchips, por ejemplo. Es solo cuestión de tiempo, pero el mercado asiático se incorporará a la competencia a nivel global.

Tagged as

Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *