Current track

Title

Artist


10 años sin Luis Alberto Spinetta: el legado eterno

Written by on 8 febrero, 2022

Una década atrás se apagaba la vida de uno de los artistas más importantes de la música nacional.

El 8 de febrero de 2012 se apagaba la vida de uno de los artistas más importantes de la música nacional, ese día dejaba este mundo Luis Alberto Spinetta. El causante fue un maldito cáncer de pulmón que se presento a mediados de 2011 y avanzó de manera rápida, al momento de su muerte “el flaco” tenía 62 años.

Sin dudas Spinetta fue un artista integral, muchas veces es recordado por su poesía, pero también fue un eximio guitarrista y un destacado dibujante. Fue uno de los padres del rock nacional, formó diversas bandas de rock en la década de los 60 y 70 que serían extremadamente influyentes e importantes como lo serían Almendra, Pescado Rabioso e Invisible. Con ellas se introducirían géneros como el hard rock, el blues, y el rock progresivo en la escena musical argentina.

En Almendra compartió banda con Rodolfo García (batería), Emilio del Guercio (bajo) y Edelmiro Molinari (guitarra) el éxito comercial de la banda fue total, siendo su canción “Muchacha (ojos de papel)” la más reconocida, al punto que Spinetta llegó a renegar en cierta manera de ella.

Pescado Rabioso representó el lado más salvaje y uno de los más rockeros de su carrera (comparable a su etapa con Los Socios del Desierto) en ese juego odioso de las comparaciones se podría decir que Pescado fueron los Led Zeppelin argentinos.

“Viendo con perspectiva lo que fue Pescado Rabioso, creo que se dio un procedimiento al revés que el de Almendra. Si el primer disco de Almendra fue dulce y el segundo fue agresivo, en Pescado sucedió que a la altura del segundo disco yo traté de almendrizar el sonido. Después, en Invisible, creo que llegué a la toma de conciencia de un punto de equilibrio entre ambos mundos”, afirmaba el flaco respecto a lo que a su manera llevo al final de Pescado y el nacimiento de su próximo proyecto, Invisible.

En la transición de Pescado a Invisible se dio uno de los discos más emblemáticos de Luis Alberto, en 1973 vio la luz Artaud. Si bien se le acredita a Pescado Rabioso, es en realidad un disco solista de Spinetta, que grabó con algunos invitados, entre ellos su hermano Gustavo quien tocó la batería, y sus excompañeros de Almendra, Emilio del Guercio y Rodolfo García.

El título del álbum hace referencia al poeta francés, Antonin Artaud, a quién está dedicado. El concepto del disco está influido por su vida y obra, y expresa la reacción de Spinetta ante la misma.

Se trata de una de las obras culmines de la música latinoamericana, considerada en reiteradas oportunidades, no solo como el mejor disco de Spinetta, sino también del rock argentino. “Cantata de puentes amarillos”, “Bajan”, “Todas las hojas son del viento” y “Cementerio Club” son partes del disco y están consideradas entre las mejores jamás compuestas por Spinetta.

Si hay algo que se puede decir sobre Spinetta es que fue una persona de infinitas inquietudes en lo que respecta a la música. La variedad de estilos fue acompañada siempre por una calidad indiscutida, si bien esa calidad siempre fue reconocida por un público fiel, siempre pareció que si había algo que no le interesaba era la masividad.

En 1991 se dio el nacimiento de su cuarta hija, Vera (los otros son Dante, Catarina y Valentino) y la llegada de una nueva integrante de la familia fue el contexto ideal para componer su álbum Pelusón of milk un éxito rotundo gracias a la canción que quizás más a sonado de toda su discografía: “Seguir viviendo sin tu amor”.

Como no podía ser de otra manera la sensibilidad social de el flaco se puso de manifiesto en diversas ocasiones. En julio de 1997 Spinetta se solidarizó con los maestros en lucha, visitando la Carpa Blanca que habían instalado frente al Congreso, donde cantó “Los libros de la buena memoria” y “Barro tal vez”, cambiándole breve pero significativamente la letra («ya me estoy volviendo canción, maestro tal vez») y se solidarizó con el objetivo final de “una educación justa”.

En el año 2006 el micro en el que viajaba una delegación de alumnos, ex alumnos, profesores y directivos del colegio Ecos tuvo un brutal choque: fue embestido por un camión cuyo conductor estaba ebrio. Allí perdieron la vida nueve alumnos y una profesora. El flaco conmovido por el accidente se comprometió con la causa organizando actos solidarios y en sus últimos años en muchos de sus recitales llevaba remeras en recuerdo de las victimas.

Fue tal la impronta de la obra de Luis Alberto Spinetta que el día de su nacimiento, el 23 de enero, es desde el 2015 oficialmente el día del músico. Otro de los grandes homenajes fue el que el propio flaco pudo darse en vida. El 4 de diciembre de 2009, se dio el show Spinetta y las Bandas Eternas, un gigantesco recital en el estadio Vélez Sarsfield con una duración de más de cinco horas, en el que repasó toda su carrera acompañado de cada una de las bandas que lideró, además de contar con invitados como Fito Páez, Charly García, Ricardo Mollo, Juanse y Gustavo Cerati. Un show que quedo grabado en la memoria de todos sus asistentes y es el registro cabal de la magnitud de un artista único.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *